miércoles, 28 de julio de 2010

Jorge Luis Borges

Por Santiago Ocampos

Jorge Luis Borges hundía sus ojos en el laberinto. Creyéndose avezado en cuestiones de escritura tomaba con sus dedos la mirada de la noche. Bebía la luz, de golpe como un borracho desarmado, de a poco la figura de su hombre iba metiéndose en la geografía física y mítica, de a poco iba abandonando las ropas, la vergüenza, el tiempo pasado, la lectura azucarada, la rima perfecta, de a poco iba adentrándose apretando la punta de un hilo como única guía, el porvenir crecía con las flores, flores de nombres indescifrables, platónicas, jóvenes, esferas luminosas, planetas, el niño dejaba atrás sus prejuicios, su inscripción a la ironía porque perdía la inocencia, el pecho desnudo, traduciendo la conspiración de su propia palabra, el niño iba apretándose al hilo como si le faltara el aire, buscando el centro iba yéndose, buscando el crepúsculo, lo vital, aferrado a la filosofía de lo eterno, distancia cósmica, el instinto le iba diciendo que la utopía estaba unos pasos más allá, que el aliento de Teseo estaba unos pasos más allá, ardiente, presagiándolo, esperando el rescate.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

para concurso

VESPASIANO en la alcoba dijo...

tomado del hilo fuerte aunque conspicuo, de nuestro anónimo amigo, te llamo culto, y además, amigo...En lo que escribes viaja algún Simbad de cuentos prolijo, que se escancia en la critica y el protegido ensayo, pero que en ciernes está de ver el prometido y augusto litterae infinitum...A mi madre le encantas...

Santiago Ocampos dijo...

muchas gracias por los comentarios, son muy lindos y un gran aliciente para seguir trabajando

Nacho Fernández dijo...

En este océano de arte, donde se esconde el laberinto de tus palabras, de tu pasión, de tu amor a la vida... me gusta ubicarme para gozar de los placeres únicos que no vienen ofertados en ningún manual. Un fuerte abrazo amigo

keeper of the seven keys dijo...

Enamorado de Plata, David del siglo XXI, amigo de las musas, hermano en Cristo, compañero del ICES...felicitaciones por el blog, seguí trabajando así!

Matías

RINCÓN DE AMIGOS dijo...

HOLA AMIGO: QUÉ PLACER LEERTE,QUÉ EXQUISITO NÉCTAR ES ADENTRARSE EN LOS LABERINTOS DE TUS ESCRITOS...