sábado, 28 de agosto de 2010

Alfonsina Storni

Por Santiago Ocampos

Alfonsina Storni se sentaba sobre la arena, todas las noches lo hacía, aún vestida se sentaba. Aún todavía una inspiración. Parecía un ensueño cuando aparecía por la playa. Una alucinación. Sus hombros, su delicia, su anchura de mujer. Hija del mar y el pensamiento. Con poesía miraba el mar. Abrazada al viento, al oleaje vertiginoso, al movimiento poético de la época, de la década infame. Los años surcaban como huellas por su piel. De espaldas apenas alcancé a verla. No caminaba. Se sentaba. Se apoyaba en los huesos. Esperaba. Tenía la paciencia. Los golpes del alma sonaban al moverse, como olas, el amor entero en esos segundos pasaba devorando las palabras. Imaginaba las flores que me acercarían a ella por entonces. Enajenado. El viento también la quería llevar. Tan frágil era que de todas formas se la llevaría. Ligazón espesa de mujer y arena. Ligazón de amor y palabra. Confabulación. Mujer. Mujer de literatura. Ella de espaldas a mí. Ella frente al mar. Bestial. Fosforescente. Estallido de luz. En agua salada bañada. Estrella gigante. Ella tan frágil que hasta el amor se la llevó consigo y la quería de prisa. Con sed la tomó de todas sus palabras y cautiva la llevó al mar. Mujer sentada frente al mar, todavía mujer, viva, con los pies hundidos, la literatura se puso su mejor vestido y en el reflejo dulce de su rostro contra la marea le indicó la fecha de su calendario lunar.

9 comentarios:

Soy beatriz dijo...

Hola Santiago, hoy has traido a la poetiza de mi niñez-adolescencia. Me emocionó mucho el cómo la describiste y la recostaste en este post. Bellísimo Santiago, te felicito. Un abrazo grande y muy buen fin de semana.

Alvarez Gil dijo...

Muy hermosa entrada, Santiago, sobre esta grandísima poeta de tu tierra. Quiero que sepas que Alfonsina Storni es muy admirada y querida fuera de Argentina, en cualquier país hispanohablante del mundo, e incluso más allá. Su vida y su obra serán siempre una fuente donde acudirán a beber los amantes de la buena literatura. Gracias por recordárnosla hoy en tu blog.
Saludos

-Pato- dijo...

Beatriz me recomendó este blog y ha sido un acierto, está muy bueno todo lo que encontré aquí.

Me gusta muchisimo Onetti, ahora voy a leer ese post.
Besos.

Pablo Mariosa dijo...

¡Buen día, amigo!

Disfruté mucho de la lectura de este escrito sobre Alfonsina.

Tu estilo se sostiene desde la publicación de "El Enamorado de Plata"... ¿Esto querrá decir que, cuando nos queramos acordar, vamos a tener un nuevo libro de Santiago Ocampos entre nuestras manos?

¡Dios nos ampare! jajaja

Hablando en serio, te felicito. Tenés una creatividad y un talento con la escritura que se notan a la legua.

¡Un abrazo y buen finde!

Pablo

quetzalina dijo...

todavia estoy estremecida!!
mecida por esta música poética que sabés me acompaña hace años.
Dejate sumergir en las profundidaes de tu espiritu
y cada día, vendra a nuestro encuentro una palabra nueva para darnos gusto de leerte
Quetzalina

mythos dijo...

Cuando el mar y la arena aparecen en el escenario de nuestros homenajes, el resultado es una obra de muchisima belleza.
Hay algo mágico entre las cosas hermosas y el mar, entre la creación sublime y ese movimiento eterno que se convierte en espuma, el nube breve.
Lindas palabras Santiago, muy lindas, te felicito.

lulashousha dijo...

Un gusto, compañero. Le envidio la paciencia y el trabajo de los textos.

Y la música es de lo más acertada.

Saludos, le sigo el paso.

Luciana

aborojuan dijo...

Alfonsina y el mar...

Me agradó sobremanera encontrar este escrito tuyo.

Ella, Alfonsina, a la que la sucia política hurtó el Nobel de literatura, merece, se merece el reconocimiento de todas las personas a las que nos gusta pasear por nuestras vidas derramando letras sobre vírgenes folios, cono hacía Alfonsina, plasmando nuuestros sentimientos, nuestras sensaciones, nuestras opiniones, nuestros pensamientos.

¡Enhorabuena Santiago!

Sonny Luna dijo...

Alfonsina una grande!
Hermoso es encontrar algo escrito de ella, gracias por compartir y hacer de esto un homenaje.
"...sueñame, que me hace falta,te escribo tan solo para que veas que te quiero.." Alfonsina Storni.

Saludos!