miércoles, 11 de mayo de 2011

Alex Benavides Vega

Por Santiago Ocampos


Alex Benavides Vega es un joven poeta chileno, heredero de la tradición literaria de Chile, que ha deslumbrado al mundo con autores como Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Gabriela Mistral entre otros. Ellos sembraron un camino, que hoy puede distinguirse, al analizar la forma que estos nuevos escritores chilenos desarrollan.

El poeta tiene 19 años. Vive en Bulnes, una ciudad ubicada en el centro del país. Estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad de Concepción y es un hacedor de palabras. Se distancia del Neruda escritor, sin dejar de reconocer su valía, aunque dice “en mi generación ha generado hastío, aunque hay jóvenes que toman su bandera. Me atrevo a decir que cierta fama se debe a su color político”.

Admira y persigue la estética del maestro del verso, Vicente Huidobro, al que refiere como un “descubridor de la poesía” además de haber logrado lo que llama “una desconfiguración de sí mismo”. Ante la pregunta del clásico poema Arte Poética dice al respecto que su deseo es que el verso sea una llave para trascender más allá del bien y del mal.

Empezó a escribir de forma espontánea. Mientras hablaba con su novia decidió poner en papel una conversación que estaba sosteniendo con ella.  
“Realmente no pensé que estaba escribiendo” confiesa y dice al respecto “después las cosas se fueron dando por naturaleza”. Esas primeras poesías estaban marcadas por un intenso dolor.

Respecto a su propia obra explica que “veo lo más puro y lo más sucio de mí. La dualidad misma es mi filosofía de vida, donde no existe lo bueno y lo malo, si no lo favorable y lo no favorable y donde las cosas son y no son a la vez”. Con cierto dejo de resignación  “todo se vuelve nada”.

Influenciado por la música, este escritor navega con la palabra arrastrado por el vaivén de las melodías ocasionales. Larry Mullen Jr. y Jim Morrison son compositores que han dejado una impronta imborrable en su alma. “En la mayoría del tiempo estoy conectado a ella (la música). No sabría decirte si muchos de mis escritos los he escrito enajenado por la música o no”.

Según cuenta el entrevistado, en Chile hay muchos fondos concursables para publicar. A pesar de haber compuesto su primer libro, no pensó aún en un proyecto para editarlo. En este momento, concurre a un taller literario de la ciudad de Bulnes que es coordinado por Alicia Pereda, donde fue invitado a participar en dos de las tres antologías que el grupo ha editado.

Volviendo a Escritos,  su primera obra, explica que “le puse escritos por que es la recopilación de todos mis Escritos. Porque no me siento un poeta, siento que solo escribo. Siempre les he llamado escritos a lo que hago. No lo veo como “mi primer libro”, mi primer libro está en mente, y tiene otro nombre”.

 En cuanto al momento actual literario de Chile,  Benavides Vega opina que “Chile es tierra de poetas”. Retomando el tema del compromiso social, bandera de Neruda por excelencia y al que muchos siguen, soslaya que “en la literatura particularmente el problema no son los temas, si no como son abordados… me interesa mucho la política, a mi modo de ver la política es todo, del punto de vista social, lo que se hace o se deja de hacer”.

Otro de los temas que su quehacer literario aborda con aguda urgencia es el sentido de lo sagrado. En muchos de sus trabajos podemos encontrar alusiones sobre la búsqueda de Dios. Como el mismo refiere “hay una búsqueda hacia la perfección o que pretende a la perfección o a permanecer, porque no estamos aquí para ser pasajeros de esta tierra, la vida no tendría sentido. Hay que liberarse”.

Al hablar en torno de la cultura actual comenta que “creo que la cultura es un fénix, totalmente, para mi ese fénix o ya está muerto o está a punto… sabemos que volverá pero… creo que se debe a que queremos resultados inmediatos” y frente a las diferencias entre la imagen y lo escrito, aclara que ambas son consumidas visualmente aunque provocan distintas sensaciones.

Considera que puede dejar de escribir aunque le sirve para respirar de vez cuando. “Hay veces que quieres escribir, hay veces que necesitas escribir y otras veces solo escribes”. Sueña con la sabiduría y con encontrar la verdad y como el mismo dice “pertenezco a una tardía generación x”.

De la Cruz

Volvió sin previo aviso
E irrumpió en mi cuarto
Despertó mi alma y vi en el
¡Si! A través de el
Sabia que era el
Me miro y sin yo verle me dijo
No les creas
Y se marcho como la última vez
Con una sonrisa
Sus ojos miel
Y sin previo aviso.


3 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Interesante e ilustrativa información nos dejas el día de hoy. Felicitaciones, es un gusto conocer a estos nuevos poetas.

Un saludo cordial.

MUCHITA dijo...

Gracias por compartirlo.
Interesante su progreso y su inmersión en el arte de la escritura.
Va a conseguir muchos lectores en su vida.

Saludos.

Sebastián Aguirre H. dijo...

Muy buen trabajo, un gusto leerte siempre, Santiago.
Saludos!