viernes, 15 de julio de 2011

¿Dónde?

Por Santiago Ocampos


¿Dónde estás? ¿Dónde? En las golondrinas cuajadas de blanco de la noche que aletean el silencio y en el presagio del futuro roto por la melancolía de la luz ¿La melancolía es un espacio? Un espacio del olvido. La mañana huye. El viaje se hace lento. La belleza rima en el silencio nuevo que pierde el amor al impedir la ilusión. La piel hace volar sus pájaros y la palabra trae desolación ¿Mis aspiraciones literarias son fantasías de la historia? La conjugación perfecta entonces. La primavera es este silencio. Esta cofradía. Este voraz sortilegio. Está empecinada lucha. Tenaz. Cuerpo a Cuerpo como si una poesía tuviera el coraje de traerme tu pájaro. Tus manos. Tu atisbo ¿Tu deseo llega en silencio? Como si la noche fuera puro deseo. Como si el cuerpo no amarra las manos a las estrellas o gaviotas o lo que fuera. ¿Por qué? ¿Dónde estás? Aprendiz humano tal vez. Novato. Trepado al amanecer que trae la congoja al sueño. La brisa también es un espacio nuevo construido a destajo. Una influencia literaria despersonaliza tu figura. Un salón literario parece la poesía. Parece una idea sin ideología. Sin cabeza. ¿Eres realmente? ¿Amas o no amas el ritmo? La tensión es violenta porque apenas escucho el silencio. Las aguas de las estrellas que trae ese silencio  ¿Dónde estás? En las ramas del otoño. En el beso que no llega hoy. Que no llegará. La pregunta y la respuesta es o no ¿Una mariposa? La cuestión de si un papel en blanco dice algo. La poesía rima y tima y el silencio ¿es su espejo? Un viejo juego poético. Un nuevo ¿Paradigma? Las líneas del tiempo. La razón. ¿Dónde estás? Cicatriz cerrada en un abrir y cerrar de ojos ¿Abriga el silencio? Con más silencios. Con más silencios y sin embargo la inspiración es un pretexto para habitar en el sol. Llegan los heraldos del olvido impresos en los mapas de tu palabra, De tu palmo. Tu oxímoron. Mariposa oscura ¿Estás? 

6 comentarios:

Horacio dijo...

Bravo. Me gustó mucho. "La inspiración es un pretexto para habitar en el sol", me quedo pensando en eso...

Saludos

Susi DelaTorre dijo...

Preguntas... inquieres, respondiendo a tí mismo, sin saber si deseas ser contestado, pero siempre con urgencia, con apremio, con pasión...

Un placer leerte, Santiago!

Pablo Mariosa dijo...

Es excelente, Santi. Muchas gracias por compartirlo.

A pesar de la cantidad de interrogantes poéticos (si me permitís) que planteaste, el escrito tiene una fuerza, un empuje bárbaro.

Lo disfruté, amigo.

Date una vuelta por mis pagos blogueros: publiqué un nuevo escrito.

¡Un abrazo!

Pablo

Susana Inés Nicolini dijo...

Estupendo blog! Gracias por invitarme desde el FB. Ya que me quedo por aquí, para leerte apenas "salido del horno"
Un abrazo porteño ;)

merche marín dijo...

Que descubrimiento!!!! Gracias por entrar a mi blog, pues gracias a ese paso he podido gozar del placer de leer estas letras tuyas, que me parecen tan desgarradoras. Tienes un alma muy sensible y bella si de ella surgen retazos como éste.
Un beso, me quedo contigo.
Ah, y felicidades por la publicación de tu libro. No me extraña nada que te publiquen escribiendo así.

Eduardo Martín Gómez dijo...

"¿Dónde estás?" oración que se escapa y tiende a querer ser anzuelo. Como si fuera que al decirlo alguién rompería la ausencia con un "a tu lado".
Buenísimo tu blog